Historias de peluquería

Tres de los peluqueros más reconocidos en Colombia nos cuentan las anécdotas de su oficio, cómo llegaron a él y su interpretación de las últimas tendencias para el cabello.  

El oficio del peluquero empieza con esta consigna: se escoge esta profesión por una pasión, si se quiere visceral, por la belleza. Un peluquero -uno bueno- no se imagina una vida sin sus tijeras, sin su paleta de maquillaje, sin sus clientas que lo visitan más que a su médico o psicólogo. Se podría decir, incluso, que más que una silla, encontramos divanes en las peluquerías. Este es un espacio para relajarse, desinhibirse, hablar de asuntos cotidianos y recargar la energía.

Esa certeza de querer trabajar por la belleza se tiene desde la niñez. Franklin Ramos, el reconocido asesor de las aspirantes a Colombia’s next top model, nació en Mompox (Bolívar), al que él llama su Macondo personal. Su infancia era el color blanco de las casas e iglesias, la filigrana de los artesanos, el hierro forjado, los atardeceres y, sobre todo, las mujeres que siempre estuvieron ahí: mamá, tía, abuela, hermanas. Así nació su interés por la belleza, por querer empoderar a la mujer desde la estética.

Franklin Ramos

Diego Levin, de Greko Peluquería, es uno de los estilistas más reconocidos del Valle del Cauca y el segundo mejor del mundo según la competencia Color & Creative Challenge Alter-Ego 2011 en Italia. De pequeño les cortaba el pelo a sus hermanas y sabía que eso era lo que quería hacer en el futuro. Pero el futuro llegó y decidió no lanzarse. En cambio, estudió administración de empresas y trabajó luego con una multinacional. Pero ahí estaba ‘la certeza’ que lo inquietaba. Entonces dejó de hacerle caso a los estereotipos que había sobre los peluqueros, aquellos que rebajaban el profesionalismo, y empezó a estudiar peluquería, a lavar el pelo en el salón de un centro comercial de Cali.

Diego Levin

Así, lavando pelo en Cali, también comenzó la carrera de Mauricio Leal, hoy en día conocido como “el peluquero de las celebridades”. Cuando se habla de pasiones, también se habla de cosas inexplicables, como cuando Leal le pidió a su jefe que lo dejara cortarle el pelo y que, sin haberlo hecho nunca, el resultado le quedara perfecto. También practicaba con las manicuristas, imitando lo que veía en las revistas, y luego vinieron filas de clientas que solo querían que él las atendiera.

Mauricio Leal

Un oficio de creativos

No son solo peluqueros. También deben ser los artistas de las tijeras y el color, los creativos de la belleza, los innovadores de los salones. Diego Levin incluso habla del rol vital del peluquero en la moda para hacerla más trasgresora. El cabello, explica, hace parte de esa revolución y para que esta tenga éxito es necesario seguir “un hilo conductor”. Sí, como contar una historia. No le gusta dejar cabos sueltos entre el corte y el color, o entre las ondas, el maquillaje y hasta el calzado. Todo, hasta el más mínimo detalle, debe tener sentido.

La importancia de tener un hilo conductor es, para Levin, no terminar en el cliché, sino trascender. La creatividad en este oficio tiene que ver con las texturas, colores, tendencias. “Los peluqueros somos artistas”, comenta.

“Para este oficio hay que tener el don de saber interpretar lo que ellas quieren”, sentencia Mauricio Leal, para quien es vital ser innovador, o “ir delante de”, y crear para sorprender. Este rol no nace y muere en el peluquero, sino que debe seguir en los hombres y mujeres que, de alguna manera, viven de su imagen. Por ejemplo, a Carolina Cruz la convenció de atreverse más con su pelo, de crear nuevos estilos para mantenerse vigente en su medio. Con Fanny Lu pasó lo mismo y ella se arriesgó tanto que hasta se dejó hacer más de cien peinados diferentes por Leal para sus apariciones en la Voz Colombia.

Franklin Ramos le agregaría algo más al oficio del peluquero: trabajar por la “belleza accesible”. Por eso busca que cualquier mujer, sin importar su raza, condición socio económica o edad, pueda sentirse bonita con un nuevo corte o una asesoría de imagen. “Es una forma de devolverles a las mujeres el aporte que le han hecho a mi vida”, opina.

La personalización de la moda

Acerca de las últimas tendencias para el cabello, Mauricio Leal habla del sistema ThermoCut con el que se cauterizan las puntas del pelo, gracias a las hojas de la tijera con temperatura constante, y se evita que aparezca la horquilla. En cuanto a color está el balayage, un estilo que usan estrellas como Sarah Jessica Parker y Mila Kunis. La palabra significa en francés ‘barrer’ y se logra justamente barriendo tonos dorados y cobres desde la raíz hasta la punta de una manera menos uniforme que las luces para dar un look más natural.

Más que nuevas tecnologías para el pelo, Ramos cree en lo natural, en volver a las raíces y a los productos que no contaminen. Busca que la mujer sea más consciente de lo que se aplica, que lea las etiquetas.

Levin se fija en los rasgos específicos de la mujer, en cómo hacerla evolucionar. Ese fue el caso de la modelo Sayuri Usurriaga una de las modelos revelación de Colombia, a quien le aconsejó pintarse el pelo que lleva casi a ras con un tono platinado. “Me fijo en el tono de la piel, en cómo hacer que el cambio se vuelva un boom”, explica Levin.

Todos coinciden en que más allá del peinado en boga, del nuevo estilo de la famosa de turno o de las tecnologías de vanguardia para el pelo, lo que siempre estará de moda es la personalización. Es decir, el peluquero tiene en cuenta aspectos que van desde el color de la piel y forma de la cara, hasta la altura y estilo de cada una de sus clientas para recomendarles un corte y color específicos.

Ramos lo explica en esta frase: “no busco seguir tendencias, sino crear una identidad”. Siente que en la actualidad todo pasa muy rápido y “eso te obliga a que en un minuto tienes que dejar la mejor imagen, que es una muestra de tu esencia y personalidad”.

**

Publicado en la Revista Diners, Octubre 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s