El mejor café de Colombia en Bogotá

El café colombiano es considerado por muchos como una bebida tan compleja como el vino y tan exquisita como un plato de la alta gastronomía. En Colombia, uno de los mayores productores de café en el mundo, hay quienes le apuestan a que las personas conozcan la complejidad de este producto.

Después de la casa y el trabajo, hay un tercer lugar para el encuentro informal, para vivir una experiencia diferente. En el mundo ese tercer lugar podrían ser los cafés, donde cada taza cuenta una historia. En Colombia, uno de los mayores productores de café en el mundo, hay quienes le apuestan a que las personas conozcan la complejidad de este producto.

La mayoría de estos apasionados del café tiene el desafío de crear perfiles específicos y ofrecer sabores de acuerdo a la finca e incluso al lote al que pertenecen los granos, más que por departamentos. Por eso muchos quieren que se conozca quién es el caficultor y trabajar de la mano con él para obtener la mejor expresión de cada grano.

Steven Sutton, fundador de Devotion, abrió “La botica del café” para mostrarle a la gente que “el café tiene más notas que el vino”. Así, en una taza de esta bebida, se pueden encontrar notas cítricas, acarameladas, especiadas o frutales gracias a los casi mil elementos orgánicos activos que se pueden leer en las botellas que decoran este lugar, que además recuerda a las boticas de antes, en las que todo era hecho a mano. “Es que el barista es un artesano del café”, dice. Sutton también recorre caminos sin pavimentar y largas distancias para encontrar un café que nadie más tenga: “El 90% de nuestro café viene de zonas rojas o de difícil acceso. Es muy exótico. Busco darte un café que no te has tomado en tu vida”. Por ejemplo, recomienda el Geisha (Premium y de origen volcánico) y el Honey Berry, un café natural, es decir, sin el proceso de lavado.

Para Luis Fernando Vélez, creador de Amor Perfecto, el objetivo es que el cliente sepa qué es un café de alta calidad: balanceado, con aroma, cuerpo y notas agradables. Uno de sus favoritos es el café Antioquia, pues es delicado y tiene notas de acidez málica (como la de la manzana verde). En su local se puede ver un laboratorio de café a través de una pared de vidrio. Es un concepto de transparencia en la que se conoce de cerca el oficio de los baristas y algunos procesos como el secado al natural, la selección de granos y las catas.

Estos espacios se están convirtiendo además en laboratorios para crear cultura alrededor del tema y hablar de los orígenes, la tostión, su relación con la bolsa o de qué finca proviene. De acuerdo con Jaime Duque, creador de la marca Catación Pública, “cuando tienes información de un producto te conectas con él”. Duque ha trabajado 25 años de cerca con los caficultores y ha visto cómo se asocian, la labor minuciosa de cuidar y escoger grano a grano, cómo las mujeres soportan toda la operación y que la mayoría de ellos son pequeños productores.

En esa búsqueda por ofrecer valores agregados en la experiencia del café, Tyler Youngblood de Azahar Coffee, imprimió códigos QR en cada empaque que al revisarlo con un teléfono inteligente se puede ver un video sobre el ser humano detrás de ese café, que explica por qué su producto es especial. Azahar crea con los caficultores relaciones a largo plazo y hacen una intermediación con el importador para que los precios sean excelentes. Además, este es un local adecuado en un contenedor, pues quiere dejar el mensaje de que muchas veces el mejor café de Colombia se va a otros países, pero esta vez “este contenedor se queda acá”, dice Youngblood.

bour
Bourbon Coffee Roasters

Tomarse un café en Bourbon es como asistir a un espectáculo: el aroma de las tardes en las que se tuesta el café, los cafetales que están en el jardín y la extracción al vacío de un sifón japonés. Sus dueños, Paola Laguna y Jose Alberto Rosero, buscan potenciar los sabores del café por medio de una buena tostión, molienda y filtrado.

Estos son espacios donde no solo se pide un café o un cappuccino, sino que se puede pedir la historia que hay en cada taza. Así, la preparación de un café se valora como un proceso artesanal en el que hay muchas personas dedicadas a lograr una bebida de café excepcional. Por eso se ofrecen opciones con valor agregado, como el café natural o sin lavar, es decir, que seca con la cáscara o el mucílago y eso le da propiedades diferentes al grano que a muchos les gusta. En este mundo con tantas opciones, cada quien encuentra su taza de café ideal, perfecta.

Directorio del café en Bogotá

  • Bourbon: Paola Laguna y José Rosero hacen del café una experiencia y un espectáculo, pues ofrecen todos los tipos de filtrado, tuestan el café en el local y cuentan las historias detrás de cada técnica y caficultor. 70A No. 13-83.
  • Azahar: Tyler Youngblood imprimió códigos QR en cada empaque y al revisarlo con un teléfono inteligente se puede ver un video del caficultor explicando por qué su producto es especial. Cra 14. No. 93A-48
  • La botica del café: Steven Sutton recorre caminos sin pavimentar y largas distancias para encontrar un café que nadie más tenga: “Busco darte un café que no te has tomado en tu vida”. Hotel Hilton, Cra. 7 con calle 72.
  • Amor Perfecto: Luis Fernando Vélez se esfuerza por tener a los mejores baristas del país. Por eso va a inaugurar este año en Bogotá el Instituto Técnico para el trabajo del café. 4 No. 66-46.
  • Catación Pública: Jaime Duque busca que todo el mundo se vuelva un experto del café. Por eso realiza cataciones en las que cuenta todo sobre la variedad, la tostión, el caficultor y más. 120A No. 3A-47.

Cinco lugares en Colombia para tomar café

  1. Café Jesús Martín: uno de los más tradicionales del Eje Cafetero. Ubicado en la plaza principal de Salento, Quindío.
  2. Café Macondo: granos seleccionados y cuidado en la técnica. En el barrio San Antonio de Cali (Cra. 6 No. 3-03).
  3. La Meca: para tomar el mejor café de Huila. Ubicado en Pitalito (Cra. 6 No. 8-30).
  4. Terraza de San Alberto: Para tomar café en medio de los cafetales de Buenavista, Quindío. También tiene sede en el Museo Nacional de Bogotá.
  5. Pergamino: ofrece cafés de origen, recién tostados. Ubicado en la Vía Primavera de Medellín (Cra. 37 No. 8A-37)

Un filtro para cada momento

  • Sifón japonés: es una cafetera de vidrio que extrae el café con una fuente propia de calor y el vacío que se produce. Es todo un show para la mesa. Ideal para que el café sea un poco más ligero y más dulce.
  • Chemex: es una vasija de vidrio, parecida a un reloj de arena. Funciona con un filtro de papel. El agua se vierte en forma de goteo. Resalta sabores ácidos y dulces.
  • Prensa francesa: funciona con un pistón con un filtro de aluminio que se desliza hacia abajo y deja pasar el agua con el café filtrado. De esta resultan café más fuertes y con más cuerpo.
  • Aeropress: esta cafetera fue diseñada por un ingeniero de la NASA. Tiene un principio similar a la prensa francesa, pero tiene filtro de papel. Con ella se preparan rápidamente bebidas suaves y expresivas.
  • Cafetera expreso: es la máquina con la que oficialmente se prepara un café expreso o Con esta base se pueden hacer preparaciones con leche o espuma como el capuchino y el latte.

La personalidad de un café

¿Qué diferencia a un café de otro? Según los expertos, cada taza tiene una personalidad propia debido a su variedad, origen, latitud y metros sobre el nivel del mar en el que fue cultivado, clima, suelo, tipo de lavado y horas de fermentación. Así se determina la acidez, la dulzura, el cuerpo, la fragancia, el aroma, el gustillo y los tonos que tiene ese café. Por eso, una taza de café puede ser tan -o más- compleja que una copa de vino.

La denominación de origen puede ser un punto de partida para conocer algunas características generales del café:

  • Santander: aroma pronunciado, acidez media, cuerpo medio, notas herbales y de chocolate.
  • Cauca: aroma fuerte, acidez baja, cuerpo medio, exótico.
  • Antioquia: aroma intenso y ligeramente afrutado, acidez media, cuerpo medio, notas de madera, té y panela.
  • Huila: aroma muy fuerte, acidez alta, cuerpo medio y notas a frutos rojos.
  • Nariño: aroma pronunciado, cuerpo alto, ácido málico (como manzana verde) y notas dulces.
  • Quindío: acidez y cuerpo altos, aroma pronunciado, notas de mora y chocolate.

>>El cafeto arábigo es la principal especie que se cultiva en Colombia para la producción de café. En el país se consumen las variedades Típica, Caturra, Bourbon (amarillo, rosado y rojo), Geisha,  Colombia y Castillo.

Colombia.Travel

¿Café lavado o sin lavar?

  • Café lavado: Es el proceso más común para el café colombiano. Al café se le retira la cereza y se somete a una fermentación para retirarle el mucílago (una membrana viscosa que rodea la semilla). Luego se lava y seca.
  • Café semi-lavado: En este proceso se despulpa el café pero no se le retira el mucílago para secarlo.
  • Café sin lavar o natural: El café se seca dentro de la cereza. Es un proceso complejo de hacer si la zona es húmedo, pero le da un perfil distinto al café: menor acidez y mayor dulzura.

>>También lea una comparación del café de Juan Valdez, Diletto, Starbucks y Oma AQUÍ.

>>Artículo publicado parcialmente en la Revista Diners, mayo 2014.

***

Anuncios

2 comentarios en “El mejor café de Colombia en Bogotá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s