Ciudad, sexo y naturaleza: una exposición al cubo

Los trabajos de Juanita Carrasco, Edwin Monsalve y Javier Vanegas abren esta nueva etapa de la galería. Su hilo conductor es la fotografía integrada al arte.

Ciudades

Al entrar a la galería de arte El Museo lo primero que llama la atención es una fotografía horizontal de ocho metros de largo de Bogotá. Así, de lejos, parece la Vía Láctea, con sus planetas grandes y pequeños, con sus estrellas luminosas. Conforme el ojo se va acercando, los astros se vuelven finos detalles de la ciudad: la luz en movimiento del carro que pasa, del farol callejero, o la de una habitación con las cortinas abiertas.

Es el ojo fisgón de un lente o, mejor, de una artista como Juanita Carrasco (Bogotá, 1977), que combina perspectivas macro y micro para documentar la transformación de la vida urbana. Es su mirada desde arriba, “si se quiere voyerista”, confiesa, con el fin de poder hacer varias tomas que le permiten obtener detalles y desfragmentar la ciudad para volver a componerla como si se tratara de un rompecabezas.

Aquella Bogotá del fondo de la galería es una obra que se llama, justamente, Microcosmos y en el proceso de juntar las piezas o tomas fotográficas quedaron algunos vacíos. No es gratuito. Carrasco dice que “como en la música, en el arte también debe haber silencios”. Este juego de silencios y escenarios como París, Cartagena, Barcelona y más, conforman la muestra Ciudad Escenario, en la que la artista reflexiona sobre el tiempo y el espacio en busca del registro de la memoria histórica.

Naturaleza

Como antesala de estas ciudades está la Naturaleza rehabilitada de Edwin Monsalve (Medellín, 1984). El artista propone restaurar con intervenciones ortopédicas diferentes bonsáis que representan los árboles que han sido talados por enfermedad o porque suponen algún peligro. Al rehabilitar su estructura física, y aunque la planta no vuelva a ser la misma, se humaniza la naturaleza. Es tal vez el mismo cuidado que recibiría una persona que ha caído. Esta obra restablece el rol del artista como observador de la naturaleza.

En la ciudad también habita otro tipo de naturaleza. Es la naturaleza del sexo que, a pesar de su esencia, escandaliza. Se trata de la serie VIP del artista Javier Vanegas (Bogotá, 1984), que nace con la colección de 2.300 tarjetas publicitarias de los burdeles de Bogotá, principalmente. Vanegas se considera un coleccionista de imágenes y con esta muestra, que le tomó cerca de siete años reunir, con ayuda de algunos amigos viajeros, quiso materializar la doble moral de una sociedad que promueve el sexo como negocio, pero lo veta como arte.

Lo que hizo el artista fue recrear a manera de mosaico algunas de las obras de la historia que fueron consideradas inmorales por su contenido sexual, como los desnudos de Egon Schiele, Gustav Klimt, Tiziano y Gustave Courbet. Al acercarse a estas obras se puede ver cómo las sex cards sirven como paleta de colores para reproducir la imagen. Es una técnica que frecuenta, por ejemplo, el artista brasileño Vik Muniz.

VIP

Finalizamos este recorrido con Ampo, que significa blanco resplandeciente. Este trabajo de Vanegas, galardonado con el Primer Premio del Salón de Arte Bidimensional de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, es una serie de retratos de personas albinas por medio de la técnica fotográfica de colodión húmedo o ambrotipo usada en el siglo XIX. El resultado es casi paradójico: en las láminas de vidrio vemos los rostros en positivo si el fondo es negro y en negativo sobre el blanco.

El artista quiso retomar este proceso casi olvidado para reconocer a un grupo social que a veces pareciera invisible, estas personas que por una condición genética determinada carecen de una pigmentación normal. La técnica requería largos períodos de exposición y por eso fue preciso que los retratados, que suelen padecer de fotofobia, cerraran los ojos. Así se creó un elemento estético a partir de la exigencia del medio. Vanegas no busca la imagen idónea de la cámara digital, sino las complicaciones del ambrotipo, sus descubrimientos, su contacto con personas que han sido excluidas.

 

Galería El Museo

Calle 81 No. 11 – 41.

Las exposiciones estarán abiertas al público hasta el 30 de Agosto

Lunes a viernes de 9:00 a.m. a 7:00 p.m. y sábados de 11:00 a.m. a 7:00 p.m.

Entrada libre.

 

**

Artículo publicado en El Espectador, agosto 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s