5 razones para leer a Borges, el palabrista

 
 

1. Hay escritores que creemos conocer por sus letras. A Pizarnik la intuyo como una mujer tímida, melancólica, ausente. A Bukowski me lo imagino machista, lujurioso, directo. Pero hay algo que nos dice todavía más de esa persona a la que por desgracia no pudimos darle la mano en persona: lo que dijo. En los discursos se encuentran declaraciones que tal vez no tuvo la oportunidad de corregir, de editar, de romper en mil pedazos. Son realidades espontáneas, reflejos de que la entrevista fue cómoda, de que el interlocutor se ganó –o no- la confianza. Bien, pues así conocemos a Borges en este libro que recoge fragmentos de lo que alguna vez dijo en una entrevista o en una charla de cafetería.
2. Gracias a que el compilador, Esteban Peicovich (poeta y periodista argentino), presenta los comentarios de Jorge Luis Borges dichos en diferentes tiempos y espacios, podemos hacernos una idea más amplia de él, desde sus ideas políticas hasta sus opiniones del tiempo en que vivimos. Es más fiel que una biografía, si se quiere. Conocemos a un Borges que detesta a Perón y al tango, que subestima su propia obra y la de Cortázar, que le gusta el café y la mitología griega, que durante la ceguera no veía oscuridad, sino tonos amarillos y azules… Y más, por supuesto.

3. Borges, dice Peicovich, se llamaba a sí mismo charlatán, más no palabrista. Palabrista es el hacedor de palabras, creo yo. El que es capaz (así lo apunta el periodista en la introducción del libro) de decir café y hacer que esa palabra vaya hacia el camarero y luego regrese del pasillo hecha café. Así sucede en la poesía. Así sucede en este tipo de frases que solo pueden ser dignas de un poeta, de un palabrista:

“El coito es aquel momento de la dicha en que cada uno es de los dos, la unión en que nos perdemos luego en el sueño”

“Los hombres inventaron el adiós porque se saben de algún modo inmortales”

“Una mujer me duele en todo el cuerpo”

“Yo que he sido todos los hombres, no he sido nunca aquel en cuyos brazos desfallecía Matilde Urbach”

“A la larga todos nos convertimos en personajes de la memoria ajena”

“Al pasado podemos moldearlo a nuestro gusto”

“Si yo quiero a una mujer y otro hombre la quiere también, quiere decir que nos parecemos de algún modo. Eso no une. Él debe sentir simpatía por mí y yo por él”

“La idea de una discusión es errónea. Debiera ser una colaboración, una investigación para llegar a un fin y no importa si el fin queda de este lado o del otro”

4. Sus frases son lecciones tremendas para los que vivimos de las letras, por eso me atrevo a copiar algunas:

“La timidez es lo que me ha servido para toda mi obra literaria, El hecho de no poder comunicarme directamente sino por medio de símbolos. De haber sido una persona más explícita no hubiera podido escribir”.

“Quizá todo lo que yo escriba esté basado en el hecho de la confusión de la personalidad. De que un hombre sea él, sea otro, sea todos. La búsqueda de lo único”

“Plagio los hechos”

“Cuando un escritor tiene que escribir una novela, una novela larga con un solo personaje, la única posibilidad de mantener vivos al héroe y a la novela es identificarse con el personaje. Si se escribe una novela larga con un héroe que se desprecie o con personaje al que no conoce bien, el libro se romperá en mil pedazos”

“Los hechos son fantásticos, la realidad no es así. Yo nunca me he documentado para escribir nada, he tratado de imaginarlo todo”

“Los periódicos se hacen para el olvido, mientras que los libros son para la memoria”

 

5. A los lectores les propongo un cambalache: un libro de literatura que tengan en sus anaqueles por “Borges, el palabrista” (usado y en perfecto estado).  ¿Qué deben hacer?

-Vivir en Bogotá

-Entre hoy y el viernes 9 de agosto de 2013 escribirme a julianadelaurel@gmail.com el título del libro que intercambiarían conmigo.

-El 10 de agosto me pondré en contacto con la persona con la que haré el intercambio de libros.

 

Título: El mundo según Borges, el palabrista
Editorial: Ícono
Autor: Esteban Peicovich
Páginas: 194
Precio aproximado: $36.000
Anuncios

2 comentarios en “5 razones para leer a Borges, el palabrista

  1. Durante muchos años tuve un miedo reverencial a leer a Borges. Me parecía que no estaba “listo”.

    Hace quince días, en un impulso, compré sus cuentos completos. No he podido parar de leer. Estoy fascinado, maravillado, conmovido. Borges en sus cuentos habla sobre el universo entero. Casi me arrepiento de haber dejado pasar tanto tiempo sin leerlo, confiaré en la sabiduría popular, la que dice que los libros llegan en el momento justo.

    Como cazador aficionado de casualidades no puedo estar más contento de encontrar este post, publicado el día de mi cumpleaños y que trata sobre mi más reciente obsesión.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s