Diatriba en contra de la navidad

Son más las cosas malas de la navidad que las buenas y lo peor es que es una tradición tan arraigada que todos los años durante tres o cuatro meses (cada vez se extiende más la época) debo soportar sus fastidiosos componentes. Aquí mis siete razones para no celebrar la navidad:

1. Uno de los significados de la navidad es estar todos juntos, compartir en familia, repartir regalos. ¿Y qué pasa si uno anda solo? ¿O en un país lejano al de origen? ¿O tiene un familiar secuestrado? ¿O está secuestrado? Es inevitable, en la navidad aumenta la sensibilidad. Hay un exceso de expectativas lo que conlleva inevitablemente al exceso de frustraciones. Así, esta época se vuelve un tormento.

2. Me martirizan los medios con sus dietas recomendadas: “pautas para conservar su figura en las cenas navideñas”, “en nuevo año alcance el cuerpo que siempre deseó”, “dieta para perder esos kilitos que ganó en las novenas”. No hay fin de año en el que nadie mencione este tema. Ya no me puedo comer un tamal tranquila sin que me pase por la cabeza la tabla de calorías o los días de ayuno para saldar ese ‘pecado’. ¡Comer se vuelve un pecado!

3. Detesto la navidad y lo peor es que en mi familia nadie más lo hace. Por eso debo ir al depósito y someterme al polvo acumulado de los adornos navideños, tardarme tres días decorando la casa y, lo peor, desenredar y arreglar las instalaciones. Todos los años habrá cinco bombillos dañados.

4. También es una obligación, debido a que nosotros mismos los pagamos con impuestos, ir a visitar los alumbrados de la ciudad y, de paso, aguantarse los trancones interminables.

5. Los niños son niños y lo que más les importa son los regalos. Eso nadie lo juzga, es normal y hasta digno de ternura. Sin embargo, a mí me entristece ver a mi sobrina recibir 30 juguetes en la navidad, sin exagerar, que luego irán a parar en un baúl olvidado en su alcoba. Ella destapa rápidamente su regalo y ya no le sorprende lo que ve, se lo entrega a mi hermana y espera pacientemente el próximo aguinaldo. Finalmente, después de cocinita eléctrica, Barbies, ropa (eso es lo que más ignora), casa de muñecas y toda clase de juguetes cuyos precios andan hoy por las nubes, a ella lo que más le gusta es un pequeño caballo de plástico que no sobrepasa los 15.000 pesos. Los niños son niños.

6. Posiblemente tampoco tenga un peso y su hijo ya empieza a identificarse con la canción: “mamá dónde están los juguetes, mamá el niño no nos quiere”.

7. Está el irresoluble asunto de con cuál familia pasar la navidad. He escuchado conversaciones como estas:

-Paty, amor, el año pasado pasamos el 24 con tu mamá, este año por qué no  estamos con la mía.

-Juancho, corazón lindo, pero es que en la casa de mi mamá están todos mis sobrinos y ellos disfrutan más un 24 que un 31.

-Patycita, mi mamá está muy ilusionada y dijo que nos iba a preparar pavo a la naranja con esa ensaladita que tanto me gusta.

-Gordo, mi mamá también hará esa ensalada.

-Princesa, es que mi suegris le agrega nueces y no me gustan.

-¿Estás diciendo que mi mamá cocina mal? Ella matándose todos los años en la cocina para que no la valores. ¿Sabes qué? Este año me voy con los niños y tú te quedas donde quieras.

La lista se prolonga. En navidad uno se da cuenta de que no cumplió los propósitos que se había hecho al inicio de año y con una inocencia casi estúpida vuelve a hacerse los mismos, las canciones siempre son las mismas, las desabridas anchetas son de vino Cariñoso con galletas Noel y una lata de sardinas o de durazno en almíbar, si uno cumple años los demás se hacen los bobos con el regalo, las novenas son textos con palabras indescifrables y en navidad se juega a los aguinaldos, el mayor trauma para los que nunca pudimos superar la prueba del ‘sí’ y el ‘no’, de pajita en boca o de los tres pies.

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Diatriba en contra de la navidad

  1. Hola, después de pasar por mi blog y escribir algo, siempre acostumbro a darme una vuelta por esta categoría de blog que, de entrada, suele entenderse que se comparten reflexiones o pensamientos, algo personal y ahí que he dado con el título de tu entrada y me ha entristecido, no por el hecho de que no te guste la Navidad, hay mucha gente con ese sentimiento, sino porque, no es que no te guste sino que además te hace infeliz, te hace sentir mal y eso, aunque no te conozca, no me satisface.

    Partiendo del hecho de que respeto todas las opiniones y no intentaré convencer a nadie de nada que no sienta y descubra por si mismo, si que te diría que probaras a ver la navidad desde otra perspectiva.
    Olvida toda la parafernalia, todo aquello de lo que se empeñan en rodear y desvirtuar estas fechas y que no son sino intereses comerciales y sobre todo costumbres y compromisos sociales y “obligados ” por mantener las apariencias; eso no es o no significa navidad.

    Una vez que hayas vaciado de todo eso y tengas el “frasco” de la navidad vacío ante tí, yo simplemente te compartiría mi actitud y mi modo de llenarlo, unos años los consigo y otros no pero cuando es que sí, el frasco me dura lleno todo el año. Lo que yo intento en la navidad es que me sirva de pretexto para volver a nacer, sí, digamos que, en mi interior intento sentirme sin ataduras o fardos que he arrastrado durante el tiempo pasado y empiezo a pensar, a soñar, a crearme ilusiones, sueños, compromisos y proyectos; lo que no he hecho y haré, lo que hice y no volveré a repetir, a quien no amé y amor daré, a quien mi mano no extendí y mi brazo alargaré, el viaje que no hice y con quien, y lo haré, lo que me hizo infeliz y la infelicidad que provoqué, ¿qué cambiaré?.

    La navidad la tiene que hacer uno mismo, tiene que nacer en uno mismo y la conforma uno mismo NO LA PARAFERNALIA SOCIAL, FAMILIAR, COMERCIAL etc. etc que la rodea.
    Y cuando hayas nacido de nuevo, lo que a mi me hace inmensamente feliz, no en navidad sino en cualquier época, es compartirlo con los demás, con los que me rodean, porque siempre he pensado que la felicidad y la alegría se engrandecen cuando son compartidas del mismo modo que la tristeza, el dolor, la angustia y soledad son decrecidas, son aliviadas cuando igualmente son compartidas.

    Yo en este año, en este nuevo nacer, intenté llenar de contenido mi “frasco” y solo te diré un algo que metí y fue un compromiso que simbolicé antes de la cena del día 24 cuando pedí a mi familia que uniéramos nuestras manos formado una cadena, una cadena de eslabones pero no cerrada, abierta porque pretendía ser una cadena infinita en la que tuvieran asidero nuevas y nuevas manos que fueramos abrazando todo el año. Esta cadena, el formar parte de ella significaba el adquirir el compromiso de transmitirnos unos a otros nuestra presencia, nuestro ánimo, nuestra fuerza para que NADIE PUDIERA ESTE AÑO SENTIRSE NUNCA SOLO, NO ESTABAMOS NI ESTAREMOS SOLOS, siempre tendremos un brazo estirado y una mano abierta dispuesta a que nos aferremos a ella, en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, en la alegría y en la tristeza, en el respeto, amor gratuito y fraternal, en la misericordia.

    Si no te gusta la navidad tal y como la ves y contemplas, hazla a tu modo y manera, hazla tuya y dótala del significado que quieras e incluso puedes hasta cambiarle las fechas, que solo tiene significado para los que creemos en JESUS y queremos en ese día 24 nacer con EL y como EL cada año.

    Nada te cuesta, no pierdes nada por probar esa nueva manera de plantear “la navidad o como quieras llamarla”; los nombres y las fechas no tienen importancia.

    En mi ilusión de este año por formar una cadena infinita, tienes cabida, seguro que si miras bien a tu alrededor habrá una mano a la que aferrarse tanto como otra que necesite asirse a la tuya.

    Grillotaciturno ( todo junto )

  2. Chica tienes toda la razon la navidad es una burla, para mucho que me dicen de las personas que no tienen un hogar.. yo vivo en Nicaragua y la verdad aqui hay mucha pobreza y descriminacion por ser pobre.. aqui santa clavo no trae regalos ni nada.. eso solo es para la burguesia… una falsa es la navidad..es una enorme burla para estos pobres niños…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s